Yamal y la marmita de Obélix, los pelos de Cucu, la cintura de Navas

Todos felicitan a Lamine Yamal tras su golazo
Todos felicitan a Lamine Yamal tras su golazoRFEF
Llega la contracrónica, la mirada del partido España-Francia desde otro punto de vista, con detalles varios, con un poquito de humor o de ironía, según se mire.

CENTRO DE DATOS DEL ESPAÑA-FRANCIA

Yamal y la marmita de Obélix

Lo de Lamine Yamal ya no tiene nombre. Desde Alemania quisieron impedir que jugase filtrando que un menor de edad no podía 'trabajar' más allá de las 11 de la noche. Italianos y franceses también trataron de intimidarlo con sus declaraciones. Pero lo que no se han dado cuenta es de que, primero, el adolescente no trabaja sino que se divierte con sus colegas mayores. Y segundo, que como joven rebelde, como que no hace caso de lo que le dicen los 'expertos'. Es que le da igual, ¿verdad Rabiot? Así que, además de quitarle un récord a Pelé, batió otro tras soltar un zurdazo de época. 

Yamal tira a puerta para marcar el 1-1
Yamal tira a puerta para marcar el 1-1RFEF

El extremo del Barça está tocado por lo dioses del fútbol. Esa foto con él en la bañera cuando tenía seis meses y Messi le bañaba junto a su padre... es como cuando Obélix cayó a la marmita cuando era pequeño y se quedó para siempre con las propiedades de la pócima mágica del druida Panorámix. ¿Y si Yamal se ha quedado con la de Messi?

Cucurella, enemigo público de los alemanes

Andaban cabreados los germanos con él por sacar su mano a pasear en el encuentro de cuartos. O eso o es que odian a muerte su peinado. Va a ser lo primero. Cada vez que el lateral español tocaba el balón sonaban abucheos como si se tratase de Figo volviendo al Camp Nou o Luis Enrique al Bernabéu. Pues mirad, chicos, a Cucu le dio igual. Ni tuvo la culpa ni la mano echó a Alemania de su Eurocopa. Y Dembélé acabó loco de intentar superarlo. Qué Eurocopa, Cucu.

Mbappé, sin máscara, tampoco

No ha sido la Eurocopa del futuro jugador del Real Madrid. La fractura de nariz en el primer partido le ha pasado factura, desde luego, como esa máscara que le restaba visión. Ante España jugó sin protección. Empezó bien, con una asistencia a Muani. Pero poco más ofreció Kylian. Y eso que Navas tenía amarilla desde el primer cuarto de hora. 

Monumento al sevillano, que lo sujetó bien y aguantó hasta que la cadera le dijo basta antes de la hora de juego. Nacho pasó al lateral y Vivian jugó su segundo encuentro en un momento complicadísimo. 

Seis de seis

Por cierto, contando el de la prórroga ante Alemania, España ya ha hecho historia. Es la primera selección en una Eurocopa que gana seis partidos consecutivos. Y si gana el séptimo también firmará en el Guinness con su cuarto entorchado continental. Pero eso será otra historia...